La mesa ocho

Por Edgard E. Murillo

Era viernes y afortunadamente la mesa ocho estaba desocupada. Mi amigo Ernesto aborrecía esa mesa porque estaba bajo las escaleras y había poca iluminación, en cambio a mí me gustaba porque ofrecía ambiente para conversar, esto porque la música de la roconola llegaba atenuada y los gritos de los clientes borrachos escapaban en remolinos hacia la calle junto con el humo de los cigarrillos. Lucila era nuestra mesera preferida, había aparecido sin recomendaciones, atendía las mesas con destreza, sabía los gustos y los oficios de los clientes, llegaba temprano y era la última en irse. Nadie sabía su domicilio. Una vez le pregunté dónde vivía y señaló bajo la mesa. Golpeé con mis pies y descubrí que los ladrillos estaban pintados sobre una pequeña  puerta de madera. Una argolla sarrosa sobresalía en un extremo. Intenté abrirla pero estaba muy pesada. Al cabo de algunas semanas empecé a bromear que aquella puerta acostada seguramente era la entrada al infierno. Lucila se ponía seria y nerviosa. Un día llegué temprano, antes que Ernesto y los demás, pregunté por nuestra amiga mesera y me dijeron que ya no trabajaba allí, que se había ido sin decir adiós. Me senté en la mesa de siempre y no sé por qué se me ocurrió intentar nuevamente abrir la puerta que estaba bajo ella, pero no vi la argolla, entonces di un golpe duro con mi pie derecho, mas no sentí la madera: era el puro ladrillo sucio y viejo como el resto del piso de la cantina. Le pregunté a Marina, la mesera más antigua, que si habían sellado la puerta. “Nunca ha habido una puerta ahí” me dijo. Fue la última vez que me senté en la mesa ocho.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s