El Barco Azul

Celebro a quien se le ocurrió la palabra navegar para referirse a lo que hacen los cibernautas cada vez que van de un sitio a otro en la red. Es mejor que decir volar, o simplemente viajar.

Si escribir se asemeja a un viaje interior, la mejor forma de compartir lo escrito es a través de una embarcación que sortee las olas de la cotidianeidad y el adormecimiento espiritual. Por eso los invito a que suelten conmigo las amarras y naveguen en mi blog El Barco Azul. Un barco modesto pero cómodo, fletado de palabras y de buenas intenciones.

¿Por qué azul? No pude evitar suponer que azul fue el barco que abordó Rimbaud cuando él mismo se convirtió en poesía y azul también el color que nuestro Rubén eligió para su primer libro. Pero además pensé: Si Los Beatles tuvieron un submarino amarillo, ¿por qué yo no un barco azul? Desde esta nave ustedes podrán tender las redes para atrapar lo que mis recursos de aficionado a la escritura pueden ofrecer.

Espero les guste la experiencia tanto como a mí. No se preocupen por las cartas de marear. Las estrellas nos guiarán. ¿Preparados? ¡El Barco Azul está listo para zarpar!

Edgard E. Murillo  (7-4-15)

Anuncios

9 comentarios en “El Barco Azul

  1. Felicidades!!!
    En horabuena, un buen dia y fecha Para abordar el barco azúl, Para Los que sufren de mareos con un buen vino y a aventurarse en el mar de letras y la travesía sera un deleite hasta regresar a buen puerto.

    Le gusta a 1 persona

  2. Hermano, siempre decimos que en Nicaragua hay locos, poetas y guerrilleros; que triunfamos en la adversidad y sobre ella, que somos fuerte frente a las pruebas que no ha hecho vivir las circuntancias naturales y sociales, hay algunos que pesimistas dicen: somos de la desgracia porque su pueblo y Nicaragua ha vivido en sufrimiento, sin embargo, cuando puedo ver lo que has hecho con este esfuerzo literario (El barco Azul), vale la pena recordar lo que dijo Ruben Dario: Somos de vigor y de gloria. Felicidades Edgar por contribuir a nuestra identidad y nicaraguenidad. Adelante hermano, que la luna, las estrellas y las musas son tambien tuyas.

    Me gusta

  3. A este barco me monto tan siquiera de grumete. Se que mi experiencia atravesando las aguas del Cocibolca de San Jorge a Moyogalpa me permitiran lidiar con los ires y venires, ademas de las subidas y bajadas, y algun eventual ventarron del chubasco de turno. Me es grato asisitir a esta promisoria travesía en esta nave de buen calado. Felicidades mi hermano!!!

    Me gusta

  4. Hola Buenas experiencias al zarpar e un deleite y calmante … realizar un viajecito es simplemente extraerse del mundo exterior de ajetreo y quehaceres….
    Siga subiendo la marea y así la vida de la imaginación podamos encontrarnos al Y ellos submarine…y este nos lleve a las profundidades de la mar a siete mil Leguas de viaje…o quizás logremos llegar a puerto de San Blas….

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s