Carta al Niño Dios

regalos-para-navidas

Por Edgard E. Murillo

Querido Niño Dios, como este año me porté muy bien, quiero que para Navidad me traigás lo siguiente:

Ocho cajas de cervezas Heineken.

El disco de Duran Duran que solo vos sabés quién me lo robó.

Un estuche de acuarela para ver si todavía me acuerdo de pintar.

Un bombo, dos platillos y tres tambores (Ya tengo las baquetas).

Una botella de vodka firmada por Vladímir Vladímirovich Putin.

Un boleto de avión para Buenos Aires.

La libreta de poemas que dejé olvidada en Waslala.

Un juego de la Chalupa (frijoles crudos incluidos).

El libro de Romain Rolland que cambié por la biografía del Che Guevara.

Un aire acondicionado con el pago de la factura de luz por tres años.

Tres calzoncillos bóxer.

Cinco plumas Parker (una para cada día laboral).

Un cupón premiado de la rifa de las Hilux de DNP Petronic.

Todas las sexi comedias italianas que vi en el Cine Aguerri en formato DVD.

Las obras completas de Jardiel Poncela y Raymond Chandler.

Una réplica del Apolo XI, de cualquier tamaño.

Un perfume Pino Silvestre para recordar mis quince.

Un faro (con un pedazo de tierra de 800 mts2 pegadito al mar para acomodar el faro).

Cuatro expedientes clasificados del FBI.

Un megáfono para lanzar improperios a las bestias del volante.

Un ágata azul que tenga la propiedad de ver solamente el pasado para reírme de mí.

Sesenta manzanas gala.

La edición sin censura del LP de los Beatles Yesterday and today.

Una botella Johnny Walker Blue Label para regalar al que me llame primero en Navidad.

Un trompo de guayacán con manila que no se encoque.

Una cajita de cristal que contenga nieve (No la conozco).

Una piedra de la Vía Apia.

Una radiograbadora para escuchar los 205 casetes que tengo guardados en algún lugar.

Un cañón de 75 mm para tenerlo en el patio de mi casa.

Una roconola de discos de acetato.

Un libro de álgebra para principiantes.

Veinte balas de 75 mm para el cañoncito.

Un poster de Pamela Anderson (vestida).

Una recarga movistar de C$ 1,000.00.

Una tijera de lona para pernoctar en Semana Santa.

Dos EP de Glenn Miller.

Un par de chinelas Crocs color verde.

Un acordeón (No importa que sea usado).

Querido Niño Dios: No te afanés con toda la lista, bien podés darme las cosas repartidas entre tres o cuatro navidades, por el momento me conformo con los boxers, ya que los necesito.

Atentamente,

Edgard E. Murillo

 

 

 

 

 

Anuncios

2 comentarios en “Carta al Niño Dios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s