2016: Propósitos y predicciones

 

prediccionesPor Edgard E. Murillo

Propósitos

Me divierte la actitud de algunas personas que hacen alardes de sus propósitos de año nuevo en los primeros días de enero. Mi primera sorpresa fue hoy por la mañana durante mi caminata habitual de treinta minutos. En diciembre pasado las callejuelas que recorro estaban tan desoladas que ni lo perros ladraban, incluso las hojas de los árboles caían despacio como para no hacer ruido; por ello me abstenía apesarado de escuchar música con audífonos, no fuese a ser que me dieran un garrotazo sin saber la procedencia. A veces encontraba a un señor canoso con pantalón buzo que movía los brazos tal si compitiera el cruce de la laguna de Xiloá y otros días coincidía con una muchacha emplasticada de rojo que nunca olvidaba decir buenos días. ¡Pero hoy sucedió algo inusitado! Conté once personas caminando como si se las llevara el diablo. Zapatos nuevos, chaquetas, cintas en la cabeza, mp3. Todo lo que se puedan imaginar. ¡Qué bien!, me dije, ojalá esto fuese todo el año. Pero no es así. Les aseguro que para el 31 de enero volverá quien escribe estas líneas a recorrer esas calles fantasmas cruzando los dedos para sentirse acompañado por la chica de rojo y el canoso. En la oficina sucedió algo parecido. Después de los abrazos y los besos mejilleros de feliz año nuevo y cómo la pasaste, todos se pusieron a trabajar en silencio. Como que estuvieron jugando a ser juez de ellos mismos y se impusieron penas de recato y sobriedad. Cualquiera diría que estaban desesperados por trabajar. A la hora del almuerzo, casi todos abrieron sus loncheras repletas de ensaladas, frutas y pollos a la plancha. Tres sustituyeron el refresco por el agua (“Al tiempo por favor, porque el agua helada engorda”). La mujer de las cajetas que pasa todos los lunes hizo falso flete porque nadie le compró. Quiero verlos dentro de dos semanas: “¡Que rico el queso frito!”, “¡Si yo no tengo otros placeres más que comer!”. Está bien que lo intentemos y que muramos en el lance, a fin de cuentas procurarse cambios es algo positivo. Pero, por favor, si vamos a pescar, después no digamos que somos alérgicos a los mariscos.

Predicciones

Ver el futuro es cosa fácil si se tiene en cuenta los posibles encadenamientos y bifurcaciones de los hechos que pretendemos predecir. No hay nada de ciencia ni poderes sobrenaturales en ello. Sin embargo, existen muchos fulanos que deambulan por el mundo embaucando a la gente. Como existe alta probabilidad que ancianos famosos pasen a mejor vida en el 2016, ningún mérito tendrá quien diga que este año fallecerá Fidel Castro o Kirk Douglas. Los agoreros de esta estirpe, falaces por demás, se achicharrarán en el último círculo del infierno de Dante junto con los políticos de pacotilla y los carteristas de autobuses.

¿Que si he predicho algo? ¡Claro que sí! He adivinado o intuido hechos futuros y también ciertos pasados, como la vez que supe los ariscos antecedentes de una amiga con solo tocarle la planta de los pies. El único problema de atisbar el futuro de los demás, es que no puedo ver el mío propio, principalmente cuando se trata de errores previsibles; no obstante poseo a mi favor una especie de percepción que me ha permitido hasta ahora tomar distancia de algunos peligros y falsas amistades.

Qué-son-las-predicciones

Sin más preámbulos paso pues a anunciar mis predicciones para este año 2016:

Un tren británico carguero que cubre la ruta Birmingham-Manchester detendrá la marcha a causa de un fuerte olor nauseabundo proveniente del séptimo vagón. Ni la casa 10 de Downing Street ni Scotland Yard se pronunciarán al respecto, pero todo mundo especulará que se trata de residuos nucleares.

Tres de mis amigas de facebook saldrán embarazadas antes de septiembre. Una de ellas subirá la imagen del ultrasonido en instagram anunciando de esa manera que será madre soltera.

Durante los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro un atleta de raza imprecisa contagiará de herpes a una juez de nado sincronizado. El esposo de la juez, un personaje público, pedirá el divorcio alegando diferencias irreconciliables.

Pese a que se registrarán cinco terremotos superior a los seis grados en la escala de Richter (Ninguno en Centroamérica), no habrá tsunamis ni nada que se le parezca.

Una noticia feliz para la música: se grabarán menos discos de reggaetón y la bachata degenerará en un comestible ritmo apto para público aburrido.

Para el mes de julio las lluvias en Nicaragua serán malcriadas y torrenciales, por lo que los derivados de la leche bajarán de precio.

Vladimir Putin será captado in fraganti con una modelo occidental de fama internacional.

Si el presentador de los Oscar no es el mismo de la última edición de Miss Universo, Leonardo DiCaprio se alzará como ganador en la categoría de Mejor Actor (The revenant).

Cristiano Ronaldo abandonará el Real Madrid para volver a la liga inglesa de donde nunca debió salir.

Fallecerá un reciente Miembro del Salón de la Fama del Rock and Roll.

Los republicanos volverán a ocupar la Casa Blanca (Tranquilos, no será Donald Trump).

Gustavo Leytón, el rey del chinamo, anunciará su matrimonio con una presentadora matutina de televisión.

Los Yanquis de Nueva York serán eliminados en los playoffs, por segundo año consecutivo.

No incluimos en las predicciones la visita que realizará el Papa Francisco a Nicaragua porque eso ocurrirá en el 2017, aunque el Vaticano hará el aviso público en el último cuatrimestre de este año. Tampoco se incluye obviedades, como quién ganará el balón de oro de la FIFA o de la sesión de fotografías eróticas subacuáticas de Kim Kardashian.

No habiendo nada más que predecir, se concluyen estas notas con los deseos del autor que pasen un feliz año, teniendo por divisa hacer el bien sin importar que el otro sea israelita, hermafrodita o del Boca Junior. Así sea.

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s