Entre abogados te veas

178

Por Edgard E. Murillo

Arribo al Juzgado media hora antes de la hora indicada para escuchar la lectura de sentencia. Presento al guarda de seguridad mi carnet, subo los escalones y me identifico de nuevo con la muchacha que coordina las salas de audiencias. Me hacen pasar por un pasillo mientras busco la sala número cuatro. Entro y tomo asiento. Examino el lugar con atención (Siempre hago eso, me gusta que todo esté limpio y en orden), estiro mis pies bajo el escritorio que han dispuesto para el demandante y husmeo en facebook si hay algún chiste. No encuentro ninguno, solamente fotos de platos de comidas y jaculatorias. Apago el celular. El secretario del despacho me pide también el carnet; lo mismo hace con mi contrario, que acaba de llegar. A los pocos minutos abre la puerta el titular del juzgado, quien va envuelto en una capa negra brillante. El juez echa una mirada rápida al recinto, susurra buenos días y pregunta si están las partes presentes.  Al ver que asentimos, da un golpe seco con un mazo de madera gastado en uno de sus bordes. Entonces da inicio a la lectura de la sentencia que pone fin a una demanda interpuesta por mi cliente. Hay expectación. Mucha expectación. Sigue leyendo

Anuncios

Por una América Central unida, otra vez

(foto de archivo) Filibusteros, durante la guerra civil de Nicaragua,  magazin 17,18.  LA PRENSA

Filibusteros, durante la Guerra Nacional de Nicaragua.

Por Edgard E. Murillo

Nuestras fiestas patrias tienen la característica que se celebran por partida doble. El 14 de septiembre por la Batalla de San Jacinto y el 15 del mismo mes por la independencia de la Corona de España. Este último evento no me emociona por dos motivos: porque no debimos disolver la Federación Centroamericana y porque de una dependencia pasamos a otra. Además, la independencia fue un suceso de escritorio, diferente a las luchas libertarias de Jefferson, Morelos, San Martin o Bolívar, por lo que el resultado pérdida-ganancia no alteró en lo sustancial las estructuras sociales coloniales. ¿Quiénes ganaron con la independencia de Centroamérica? Solamente los criollos hacendados. Sigue leyendo