Por amor al arte

Por Edgard E. Murillo

Como una forma de salir del hastío que me produce la política en su versión más chabacana, que gracias a la opinión mediática ocupa un lugar inmerecidamente preponderante en la vida social del país, como si no hubiese otra cosa sobre qué prestar atención o hacia dónde dirigir los esfuerzos intelectuales, de vez en cuando evoco la historia del sitio del Partenón durante la guerra de la independencia de Grecia del Imperio Otomano. Había leído la anécdota en una entrevista que le hicieron a Melina Mercouri hace veintitantos años y me pareció digna de recordarla y contarla cuando tuviese la oportunidad de hacerlo.   Sigue leyendo

Anuncios