El nicañol

nicañol

Por Edgard E. Murillo

Mi hermana Elena cuenta que cuando estudiaba en Barcelona una amiga italiana le pidió que le enseñara español. Mi hermana dijo que encantada pero inmediatamente sus compañeras de cuarto, una española y otra venezolana, hicieron coincidir su protesta: “Elena no habla español, habla nicaragüense”. Y es que las amigas y amigos hispanoparlantes de mi hermana gozaban con cada palabra nica que ésta pronunciaba. Calache, cipote, palmada, chachalaca, engomada y pijudo fueron engrosando poco a poco el vocabulario de sus condiscípulos en la mediterránea Cataluña. Sigue leyendo

Anuncios