Una tarde de cuidado

chorro

Por: Edgard E. Murillo

Ese viernes hizo un calor infernal, parecía que las emanaciones del centro de la Tierra habían subido por veredas endemoniadas. El plástico resentía las altas temperaturas, el hielo se derretía en cuestión de segundos, ni una hoja se movía por la ausencia de viento.

Desde el mediodía había asumido la idea de buscar un lugar donde las cervezas estuviesen bajo cero, y ¡Eureka!, recibí la llamada de mi amigo Chepe Chú adelantándose que quería contarme “lo más pronto posible” de las sospechas que tenía de su mujer, la cual según él, no andaba con otro, sino con otra, y de paso ofrecerme su casa en el mar para pasar un fin de semana. Sigue leyendo

Anuncios

El fuero de los vencedores

Nuremberg-1-

Por Edgard E. Murillo

Los actos de exterminio y crímenes sistemáticos – cual más inimaginable todos ellos – que en la década de los cuarenta del siglo XX perpetraron los nazis en contra de miles de personas, merecieron la reprobación de la sociedad civilizada de entonces, por lo que la creación de un tribunal especial que juzgara a los criminales alemanes fue visto con simpatía y anhelos de justicia en toda Europa. Hess, Göring, Dönitz, Borman, Keitel y otros diecinueve personajes apocalípticos fueron puestos en el banquillo de los acusados en el célebre Tribunal de Núremberg en octubre de 1945, cinco meses después de concluida la guerra. Sigue leyendo

De venganzas y amores

eloisa

Edgard E. Murillo

Hace algunos años vi una película ambientada en Londres de 1940 acerca de una interesante historia de amor. A pesar que ya estaba comenzada decidí verla porque soy un irreductible aficionado de los filmes de la Segunda Guerra Mundial, además porque se trataba de una película inglesa, fuera de las monadas hollywoodenses. La trama es la que sigue: Una mujer británica casada con un general de la aviación se enamora de un diplomático alemán. Inglaterra se alista para otra contienda bélica mientras Jürgen y Lady Thompson viven su fantasía a velocidad de vértigo. Son fantásticas las escenas donde los amantes se desnudan sobre el vidriado techo del Royal Albert Hall en tanto suenan las sirenas anunciando los bombardeos sobre la ciudad. El frenesí de la guerra aumenta la pasión. Los enamorados hacen planes para fugarse a un país neutral, pero sucede que alguien le llega con el chisme al marido de Lady Thompson. El traicionado persigue a Jürgen pero este huye a su país. Lady Thompson queda desconsolada, su marido la perdona pero le establece serias y humillantes condiciones. Cuando se da cuenta que el amante de su mujer se encuentra en Dresde, el general ordena el bombardeo sobre esta ciudad, tiene la esperanza que alguna bomba alcance la cabeza del desgraciado. Cada explosión se convierte en una porción de su venganza. Dresde es reducida a cenizas. No se sabe si Jürgen logra sobrevivir. Sigue leyendo